domingo, 19 de enero de 2014

Bollo María Sin gluten ó 4, 3, 2, 1

Hola a tod@s:
En nuestra familia nos han enseñado desde pequeños, el valor de lo que se come y como se cocina. La importancia que tiene la materia prima que utilices y la selección de los ingredientes más naturales. Lo que se conoce como la dieta mediterránea tradicional cocinando como lo hacían nuestras abuelas. Hay un dicho por ahí que dice: "no comas nada que no reconociera tu abuela..."

La presencia de un celiaco en casa hace todavía más necesario que se seleccionen muy bien los ingredientes y estés dispuesto a innovar nuevos platos nutritivos y apetecibles. Hacer partícipes a los más pequeños en la cocina es la base para fomentar el aprendizaje que necesitarán en la fase juvenil-adulta. Y creo que nos han venido muy bien los concursos de cocina que han inundado las cadenas de televisión los meses pasados (y los que vendrán) y sobre todo la destreza y creatividad que hemos visto con el famoso "MasterChef junior", mis peques "avezados cocinillas" desde tiempo atrás, muestran un entusiasmo por elaborar nuevos platos que no se habían atrevido a hacer.

El primer contacto de mis nenes con el horno ha sido esta semana, hemos adaptado una receta clásica de su abuela María y la han elaborado de principio a fin. El objetivo del post no es tanto la receta (de la que hay múltiples variantes en Internet y es muy sencilla) como que los peques se animen y valoren el trabajo que cuesta por ejemplo batir la harina sin gluten,  y un truquito para que no se olviden de los ingredientes del Bollo María, también re-bautizado como: Bollo 4,3,2,1 ya que la medida que usaremos será la del yogurt de limón

 Encendemos el horno previamente a 170º C arriba y abajo. Mi madre va bajando los grados según va subiendo el bollo (al principio lo hace muy rápido) pero nosotros no lo tocamos, lo que sí ocurre es que se tuesta demasiado por arriba, así que lo tapamos con un poco de papel de aluminio por encima en la última parte.
    

Ingredientes:

  • 4 huevos medianos o grandes
  • 3 medidas muy rasas de harina (yo Proceli)      
  • 2 medidas de azúcar
  • 1 yogurt de limón (yo Danone)
  • 1 medida de aceite de girasol
  • 1 sobre de levadura de repostería (yo Hacendado) 
  • Ralladura de limón y mantequilla para el molde


Elaboración:

  • Batir los huevos y el azúcar hasta que quede muy cremoso (yo le digo a mis hijos que cuantas más burbujitas haya más esponjoso sale después).
  • Añadir el yogurt y batir
  • Añadir el aceite y batir nuevamente.
  • Añadir la ralladura de limón y batir.
  • Tamizar la harina con el sobre de levadura
  • Añadir la harina con la levadura poco a poco y batir muy bien (aquí les cuesta bastante...)
  • Engrasamos el molde con la mantequilla y lo espolvoreamos con un poco de harina, quitamos el sobrante.

El tiempo de horno dependerá de cada caso, a mí me tardó unos 35 minutos.


Probad ésta u otras recetas con vuestros hijos, sobrinos etc...es muy gratificante ver como se lo toman tan en serio...al fin y al cabo es una obra creada por ellos.
Saludos sin gluten :)

                                                                                                        

Seguir a @GloGlublog










martes, 7 de enero de 2014

Celebraciones navideñas Sin Gluten y Propósito 2014: divulgar la celiaquía construyendo

Hola a tod@s y Feliz Año Nuevo !!

Para este 2014 uno de mis propósitos sigue siendo dar a conocer la celiaquía y seguir luchando con las herramientas a mi alcance para que los celiacos puedan llevar una vida adecuada fuera de casa.

Me propongo este reto siempre desde una perspectiva constructiva, pues soy de la opinión que se consiguen más cosas si las aproximaciones son positivas y buscan el equilibrio entre lo posible y lo alcanzable. O como dice mi tía Ana: "se atrapan más moscas con un plato de miel que con uno de vinagre" :)

Estoy convencida de que los celiacos tendrán más opciones fuera de casa si muchísima gente conoce qué es la celiaquía y que implicaciones tiene la exigencia de una dieta sin gluten. Y esto solo se consigue (a mi criterio) si "enseñamos al que no sabe"...habrá muchos que no quieran escucharnos, otros que entiendan que es un trastorno modificar hábitos, otros que crean que es necesario un máster en nutrición o conocimientos muy amplios de cocina para ofrecernos una alimentación sin riesgos, pero estoy convencida de que la mayoría querrá ayudarnos con nuestra intolerancia.

Para ello una buena opción es estar presente en las redes sociales de mayor espectro. Está muy bien que compartamos en el "micro-mundo sin gluten" nuestras experiencias, recetas y chateemos las mil y una anécdotas que nos han pasado en un hotel, en un restaurante, en un avión, en una celebración etc...Eso nos sirve como terapia impagable, nos ayuda a sobrellevar lo incomprensible y sirve a los que se inician en el camino de una dieta libre de gluten, pero no es suficiente. Hay que abrir ventanas al mundo para que los no celiacos sepan de nuestras dificultades y nos ayuden (ellos son mas numerosos y a veces tienen la llave para borrarle la sonrisa a un niño...). Mostrar vuestra cara más amable (aunque ardáis por dentro) cuando se produzca una situación indeseable y tratar de "enseñar" al que actúa erróneamente o por desconocimiento. Y allá donde nos traten bien gritarlo a los cuatro vientos mostrando gratitud.

Dicho esto quería agradecer a los familiares anfitriones que nos han recibido en sus casas estas navidades por la consideración infinita hacia mi hijo en la confección de los menús. Todos los platos sin gluten aptos y exquisitos. Afortunadamente no todo es pechuga y lechuga !!, Solo hacen falta ganas de aprender a cuidar a los celiacos que se sientan a tu mesa y hacer las cosas con amor.

Y este 2014 toca comunión de mi chiquitín que, como no podía ser de otro modo, me ha pedido que todos los platos del evento sean sin gluten. Un olé por Jorge y ya estamos manos a la obra!!!.

Saludos sin gluten :)

Seguir a @GloGlublog



Se ha producido un error en este gadget.